a 70 km por hora contamina menos los coches

El día de hoy nos hemos levantado con un nuevo episodio de polución. Ayer por la tarde el miércoles hasta 11 estaciones de La capital de españa superaron el nivel de 200 microgramos de NO2 por metro cúbico, un gas de efecto invernadero y nocivo para la salud. De esta manera, se activa el Ámbito 1 del Protocolo de medidas para capítulos de alta polución, vigente desde marzo de 2015, que prevé la reducción de la agilidad en la M-30 y sus accesos a 70 km /h. Esta restricción se hizo eficaz tras aplicarse un decreto firmado por la encargada de medioambiente y movilidad. En este punto ahora entendemos cuál es la razón de esta restricción, pero ¿qué provecho comporta?

La explicación la podemos encontrar en la función que relaciona la agilidad con las emisiones de NOx (que abarca a la familia de los óxidos de nitrógeno, NO y NO2) – ver Figura 1. Los puntos negros representan el valor medio de emisiones, y asimismo se expone el intervalo de seguridad al 95%. En la Figura 1 tenemos la posibilidad de distinguir 2 zonas precisamente distinguidas. En el lado derecho (velocidades desde 80 km/h), las emisiones incrementan relevantemente con la agilidad. En la sección izquierda, se puede ver a priori que velocidades mucho más bajas son buenas con relación a las emisiones de NOx a la atmósfera (excluyendo ocasiones de paro y aceleración tras una parada). ¿Sería mucho más bueno entonces achicar esta agilidad a, por servirnos de un ejemplo, 30 km/h?

Realizar cumplir la ley

En el centro de La capital de españa hay cámaras para multar y sacar puntos a los conductores que pasan los semáforos inmediatamente después de mudar de ámbar a colorado, pero los radares que ponen multas por agilidad están todos ubicados en sitios apartados de las calles mucho más veloces del centro. Sospecho, y es solo una sospecha, que si hubiese radares que obligaran a proceder a 50 km/h reales ahora todos y cada uno de los turismos, regularmente, por la Castellana, Serrano, Velázquez, José Abascal y alguna mucho más, asimismo por los túneles largos, el peligro de embotellamiento se dispararía y que por esta razón jamás hay controles de agilidad eficientes en estas enormes «autopistas» urbanas. Hablo de La capital de españa por el hecho de que es la localidad que conozco. No sé si sucede lo mismo en otras ciudades españolas. publicada de cara a la galería sin medidas coherentes a fin de que se cumpla regularmente? Si los municipios les encantaría que se cumpliesen los límites de agilidad, lo lograrían de un día para otro. Los ciudadanos disponemos la sospecha de que si no lo hacen es o por el hecho de que estiman que los resultados perjudiciales de la ley son muy poderosos o pues les resulta mucho más productivo jugar a husmear para recaudar mucho más por sanciones. Posiblemente haya otros fundamentos, evidentemente. Por poner un ejemplo, que las autoridades tengan en cuenta que los ciudadanos debemos ofrecer ejemplo y cumplir las leyes sin coacción alguna.

De este modo las cosas, como los ciudadanos no semeja que deseamos ofrecer ejemplo y por norma establecida no cumplimos la ley sin coacción, si las autoridades no toman medidas va a ser irrealizable medir y valorar los efectos positivos y negativos de la novedosa ley , que si todo prosigue igual va a hacer que cambie poco el panorama de una localidad como La capital española, por servirnos de un ejemplo.

Nuevos límites de agilidad, novedosas sanciones

El lugar de estos nuevos límites de agilidad se traduce, asimismo, en una revisión de las sanciones previstas en el caso de infracción. Por poner un ejemplo, en la situacion de las vías que pasen a tener una agilidad máxima de 30 km/h, circular entre los 31 y los 50 km/h no va a suponer pérdida de puntos, si bien sí una sanción económica de cien euros.

Para los que conduzcan entre los 51 y los 60 km/h, se establece la pérdida de 2 puntos del carnet de conducir, aparte de una sanción de 300 euros. Penalización que va a subir hasta los 400 euros y 4 puntos para todos los que lo hagan entre los 61 y los 70 km/h, y seis puntos si se circula entre los 71 y los 80 km/h. Circular a 81 km/h adelante se considerará infracción grave, y va a estar penalizada con seis puntos del carnet mucho más una multa económica de 600 euros.

¿De qué forma consumir menos comburente?

El consumo va de forma directa relacionado con las revoluciones. De este modo, si el motor es de gasolina va a deber oscilar entre las 2000 y las 2500 rpm. En la situacion de los diésel, la horquilla va a ser entre 1.500 y 2.000 ron. Si deseamos hallar el menor consumo, alén de entablar el límite de 70 Km/hr, habría que procurar circular lo máximo viable en marchas largas ahora bajas revoluciones.

De esta manera, en localidad vamos a deber circular, siempre y cuando resulte posible, en cuarta o quinta marcha. Si es viable, aun, en 6a. Del mismo modo esencial es sostener, en lo posible, la agilidad de manera traje, eludiendo frenadas, aceleradas y cambios de marcha insignificantes.

Deja un comentario