a cuanto se han de hinchan las ruedas del coche

Un nuevo escándalo sacude la industria de la automoción. Tras lo ocurrido con Volkswagen el pasado otoño, en este momento es Mitsubishi la que se ve perjudicada por un estafa en sus automóviles para modificar las cantidades de consumo. Lejos de la delicada trampa electrónica de la marca alemana, los nipones han recurrido a una argucia considerablemente más fácil pero asimismo eficaz a fin de que ciertos modelos de sus micro turismos (pequeños utilitarios urbanos muy populares en El país nipón, asimismo populares como kei-car) gastaran menos real en pruebas para homologar este factor.

La manipulación consistía en aumentar la presión de los neumáticos del vehículo sobre lo que se aconseja en el instante de efectuar las mediciones. ¿Por qué razón resulta fraudulenta esta práctica? Por supuesto, las comprobaciones tienen que efectuarse en las condiciones de utilización usual del vehículo y, además de esto, inflar en demasía las ruedas se utiliza para achicar el consumo de cualquier vehículo.

Una presión indebida dañará el neumático

Lo que hemos visto hasta la actualidad nos ofrece la clave de por qué razón es tan esencial sostener una presión correcta en los neumáticos y de qué manera debemos inflarlos. Las primordiales secuelas de no sostener apropiadamente la presión de inflado del neumático son muchas:

  • Se desgastarán de forma irregular: por los flancos si poseemos menos presión que la indicada, y por el centro si tienen mucha presión .
  • Además de esto, tenemos la posibilidad de gastar de manera irregular los 4 neumáticos, esto es, cada uno de ellos con un ritmo distinto si sostienen presiones diferentes.
  • Si cambia bastante la presión, el frenado no va a ser tan permanente como sería deseable, y en condiciones de urgencia tenemos la posibilidad de tener un susto (se extiende el frenado).
  • Una presión indebida puede beneficiar el pinchazo, y si el desfase es muy importante tenemos la posibilidad de tener un pinchazo.
  • La adherencia no va a ser perfecta si las presiones son inapropiadas, lo que se agudizará sobre estable deslizante.
  • Se aumenta el consumo de comburente (con presiones bajas) debido al incremento de la resistencia a la rodadura.
  • El control del vehículo es diferente, errático y puede remover una parte del confort en marcha (presiones altas).

¿Cuál es la presión adecuada que tienen que llevar los neumáticos?

La mayor parte de los turismos del mercado integran una mesa en la puerta del conductor, el manual de usuario o en la tapa del depósito de comburente donde vas a poder preguntar la presión de las ruedas.

En el momento en que localices la tabla vas a deber tomar en consideración múltiples componentes. Lo primero es que la presión puede mostrarse expresada en entidades como los kilopascales (KPA), las libras por pulgada cuadrada (psi) o los bares, que son los que a nosotros nos interesarán.

¿De qué forma perjudica la carga a la presión de los neumáticos?

Los neumáticos son el único punto de contacto del vehículo con el asfalto. De ahí que, su estado es esencial para adherir el vehículo a la carretera. La presión del aire juega un papel primordial en sus características finales y de qué manera se comportan a lo largo de la conducción.

En el momento en que hay poca presión, el peso del vehículo provoca que una mayor área de las ruedas esté en contacto con el suelo. De ahí que, en el momento en que están en desempeño incrementa la adherencia; y esto genera un mayor desgaste de las gomas, un mayor consumo de comburente y una conducción mucho más brusca, en tanto que la dirección va a estar mucho más dura.

Golpes en la conducción

Frecuentemente no sabemos de que en el momento en que pasamos con mucha fuerza sobre los vados o nos montamos en el bordillo, la presión de la rueda incrementa de pronto , dando sitio a una pérdida de aire en alguno de los elementos del neumático. Indudablemente en el momento en que nos demos cuenta va a ser ahora bastante tarde y hayamos estado castigando nuestros neumáticos con nuestra forma de conducir. De ahí que, si deseamos que nuestras ruedas duren mucho más tiempo, es requisito eludir este género de accidentes.

Si la válvula no está en buen estado, no va a hacer bien su trabajo y dejará que todo el aire del neumático se escape en pocos minutos. En la mayoría de los casos, no tiende a estar totalmente rota, sino muestra unas pequeñas deficiencias en la parte central del mecanismo y que provoca que no cierre apropiadamente, ocasionando el aire se escape.

Deja un comentario