a partir de que edad baja el seguro del coche

Las aseguradoras ponen el límite de edad a los inferiores de 25 años y con menos de un par de años de carne de conducir como regla establecida. Esto es, desde los 18 a los 25 años el seguro de turismos es mucho más costoso que desde esa edad. Ciertas empresas aseguradoras tienen dentro la figura del conductor ocasional o del conductor autorizado y fijan una cuota para este término, pero verdaderamente la tarificación del seguro de turismos se efectúa según la edad y la experiencia del conductor mucho más joven proclamado.

De ahí que es primordial integrar a TODOS los conductores en el seguro de turismos, por poner un ejemplo, si tu hijo no está incluido en la póliza de tu seguro de vehículo la compañía puede no contemplar los daños si se genera un siniestro y el conductor es el menor no proclamado en la póliza. En lo que se refiere a los daños o lesiones que logren generarse a terceros, la compañía va a deber indemnizar siempre y en todo momento, con independencia de quien sea el conductor. El inconveniente, por consiguiente, solo se propondría respecto de los daños propios en esos automóviles no asegurados «a todo peligro».

El conductor recargado para una compañía de seguros

Frecuentemente, en la jerga de los seguros, charlamos de conductor “recargado” en el momento en que:

  1. Un individuo tiene menos de 26 años, y/o
  2. Obtuvo su carnet de conducir hace menos de un par de años

La barrera de los 26 años

Las empresas aseguradoras ponen el límite de la seguridad en los 26 años, a veces a los 25, por una razón estadística: tienen mucho más siniestros, así sean leves o graves. Según un informe del Centro de Estudios Colocale Freno-AXA de Seguridad Vial, los conductores de menos de 22 años tienen una continuidad de accidentes de tráfico del 29% y los jóvenes de 22 y 25 años del 25%, en oposición al 14, 2% de la media.

De ahí que las compañías de seguros preguntan en el instante de la contratación si hay hijos mayores de edad en la vivienda del titular, dejando ahora caer un anticipo de sospecha. Si los descendientes del asegurado van a conducir, se incluirán como conductores eventuales.

carretera

La prima va a subir, pero la compañía responderá por ellos en el caso de siniestro.

¿Qué puedo llevar a cabo en estas situaciones?

Esta práctica frecuente de las aseguradoras podría ser considerada desmesurada, más que nada por las formas. Como comentábamos de antemano el tomador del seguro no en todos los casos está al tanto de estas medidas, que le afectan dificultosamente, y que suponen dejarlo desprotegido en el caso de incidente. Ya que bien, según una Sentencia del Tribunal Supremo, dictada a fines de 2014, se declaran nulas esta clase de cláusulas al comprender que este género de cuestiones solo podrían pactarse en el cuerpo del contrato, asegurándonos conque el tomador conoce estas condiciones.

Se comprende, ya que, que una cierta compañía de seguros no va a poder reclamar al asegurado el importe por daños y perjuicios de un incidente que haya sido causado por un conductor menor de determinada edad, aún que no haya sido proclamado en la póliza. Esto nos deja prestar con calma nuestro turismo a un hijo o amigo menor de 26 años o con una antigüedad del carnet inferior a un par de años, en tanto que no nos van a poder reclamar nada. Aun más allá de que se trate del conductor frecuente del vehículo.

Deja un comentario