a que revoluciones tiene que ir un coche diésel

Todos y cada uno de los inconvenientes precedentes suceden en el momento en que se circula frecuentemente con un diésel a menos de 2.000 revoluciones por minuto. Se habitúa a la mecánica a este régimen y la mugre se amontona. De ahí que, resulta conveniente explotar ciertas situaciones para cambiar el vehículo por un instante y, de esta manera, remover el exceso de carboncilla.

  1. Subiendo un puerto. Si en una pendiente el turismo es inútil de sostener los 120 km/h por mucho que llevemos el pedal al suelo, no queda mucho más antídoto que achicar y subir de revoluciones el vehículo. Servirá para regenerar el filtro de forma manual. Lo opuesto es homónimo de ahogar el motor.
  2. Incorporaciones en la autopista. Otro buen instante para cambiar el vehículo a lo largo de unos metros, puesto que requerimos agilidad para llevarlo a cabo sin entorpecer el tráfico.
  3. Adelantos. Bajando una marcha y subiendo el contarevoluciones, avanzaremos mucho más veloz (y con mayor seguridad) y, de paso, limpiaremos el motor.
  4. Bajando una pendiente pronunciada. Una situación donde es conveniente circular en marchas cortas. En un caso así, además del propósito de remover mugre, este empleo del freno motor nos servirá para proteger las pastillas de frenos. Y ni se te ocurra ir en punto fallecido: gastas mucho más comburente.
  5. En autovía, por el hecho de que sí. Si circulamos frecuentemente por localidad, resulta conveniente ocasionalmente efectuar un paseo de 15 o 20 minutos con el vehículo revolucionado en la carretera. No es necesario abrasar rueda ni llevar a cabo carreras, pero sí reclamar un tanto mucho más al motor a fin de que la mugre no finalice con él.

Protege el turbo

Hoy día, todos y cada uno de los turismos gasoil y la mayor parte de los gasolina, llevan un sistema de sobrealimentación a través de turbocompresor. Pertence a las piezas mucho más dispuestas a fallar si no se protege como es debido, y de las mucho más caras.

¿Cuánto cuesta? Un turbocompresor es una parte bastante costosa. Según ese modelo, entre 900 y 2.700 euros.

En el momento en que mudar de marcha en un turismo diésel, el rango de revoluciones especiales

Exactamente por este motivo, si bien es dependiente del motor preciso que tenga tu turismo, generalmente en un turismo diésel se cambia de marcha entre 2.000 y 4.000 rpm. Como es natural, hay en turismos –y ocasiones- en las que se puede mudar a menos revoluciones, o aun a mucho más. Pero generalmente este es el rango de revoluciones perfecto en el que en tu vehículo gasoil tienes que mudar de marcha.

En los turismos diésel se debe tener particular precaución, en frente de los gasolina. ¿Por qué razón? Por el hecho de que llevar el vehículo a escasas revoluciones de manera recurrente puede ocasionar averías o fallos en elementos como la válvula EGR, que se puede tapar por no lograr una temperatura elevada, o en el filtro de partículas. De ahí que, si bien deseamos consumir poco comburente y conducir de forma eficaz, es esencial salir a carretera –y no conducir siempre y en todo momento en ambiente urbano- y además de esto lograr un régimen de revoluciones parcialmente alto.

Resumen del producto

  • Circular sin reclamar capacidad a bajas revoluciones = BIEN
  • Circular demandando capacidad a bajas revoluciones = MAL
  • temor en el momento en que se precisa capacidad = BIEN

  • Meditar que para circular bajo de revoluciones cuidamos el motor = MAL

Aquí te dejamos un vídeo de Centrímetros Cúbicos donde nos lo resumimos : (tixa

Conducir un vehículo de gasolina y diferencias con un gasoil

La conducción en un vehículo gasolina vs un gasoil tiene ciertas diferencias como tienen la posibilidad de ser:

  • Cambio de marchas en unas revoluciones mucho más altas que un diésel.
  • Mayor necesidad del empleo del gas para salidas en primera marcha.
  • En el momento de achicar de marcha, en un gasoil es conveniente no solo aflojar gas sino más bien pisar levemente el freno.

Deja un comentario