a que velocidad se hunde un coche metros por segundo

La huella de frenado se calcula bastante de forma fácil antes de efectuar una reconstrucción de un incidente de tráfico.

El aspecto clave para efectuar este cálculo es la longitud de la marca de rueda que queda en la calzada. No obstante, asimismo importan otros elementos como el estado del asfalto, el género de vehículo, la agilidad que queda en el final de la huella, la pendiente…

Los fallos mucho más comunes

  • El respaldo del taburete apoyado. Uno de cada diez ocupantes de un vehículo ha viajado con el acompañamiento del taburete apoyado para ir mucho más cómodo o reposar. Esta posición puede ocasionar el efecto submarino, por el que el cuerpo se desliza bajo la banda abdominal del cinturón. Tienen la posibilidad de generarse daños intraabdominales por retención sobre las partes blandas. Por otro lado, las rodillas llegan al panel de control: se rompe la cabeza del fémur, se astilla el hueso y se secciona la irrigación sanguínea que procede de la arteria femoral.
  • Sin el cinturón de seguridad. Un 7% de los conductores o usuarios circularon sin el cinturón de seguridad, con el consiguiente peligro de salir despedido del vehículo o padecer fuertes choques en el interior. Las opciones de muerte se acrecientan en un 300% y las de padecer lesiones medulares en un 1300%.
  • La banda diagonal. En un porcentaje menor (un 2%), varias personas se sacaron a veces la banda diagonal del cinturón para ir mucho más cómodo. Los efectos, en el caso de choque, son lesiones intraabdominales, lumbares, y faciales al pegar contra el volante, el panel de control o el taburete delantero.
  • Los pies en el salpicadero. Esta era otra de las cuestiones de la encuesta del RACE y Goodyear: “En el momento en que has viajado como copiloto, ¿has puesto en algún momento las piernas en el panel de control?”. Un 5% de los entrevistados respondió afirmativamente. En un caso así, los daños se generan en las piernas y las articulaciones por el accionamiento del airbag, que somete al cuerpo a una presión intensa. Además de esto, si se sostiene, reduce la efectividad en el cinturón de seguridad y se corre el peligro de padecer el efecto submarino.
  • Cinturón flojo. Otro 7% de los encuestados reconoce aflojar sutilmente el cinturón de seguridad para viajar con mayor tranquilidad. En un caso así, si se genera un choque, el cuerpo se desplaza hacia enfrente mucho más de 25 centímetros, incrementando la posibilidad de una colisión contra el volante, el salpicadero o los asientos delanteros.

    automóvil

  • Elementos sueltos. El fallo más habitual entre los conductores y los usuarios españoles es dejar elementos sueltos dentro del habitáculo, como mochilas, equipaje, movias, tabletas, balones. Unos 24 miles de individuos cometen esta sentencia. Y resulta peligrosísimo: circulando a 60 km/h, el peso de los elementos sueltos se multiplica por 56, con lo que un fácil maletín de 2 kilogramos superará los 110 en el caso de incidente.

Los autores del estudio hicieron una prueba de choque en función de estos datos: “Se puso al conductor sujeto con cinturón de seguridad holgado, en una situación próxima al volante; en el copiloto, con el respaldo acostado y las piernas en el panel de control; y el pasajero trasero izquierdo, sin cinturón de seguridad y sosteniendo a los brazos a un bebé, y se sometió el vehículo a un encontronazo de adelante a 56 km/h. Los desenlaces fueron mortales.

Herramientas y complementos para conducir en arena:

  • Planchas de desatasco.
  • Pala.
  • Eslingas o Perlón de tiro.
  • Grillites.
  • Manómetro.
  • compresor de aire.
  • Winche o Cabestrante.
  • Gata Hi-Lif.

Quizás no todos son obligatorios, pero es el ideal, por lo menos los expertos y los mucho más expertos siempre y en todo momento los llevan.

La música de ‘Sin tiempo para fallecer’

Ninguna saga se puede vanagloriar de tener muchos temas musicales como James Bond, y con la vigésimo quinta distribución y asimismo la última capítulo protagonizado por Daniel Craig, ‘Sin tiempo para fallecer’, los productores eran siendo conscientes de que precisaban un compositor inusual. No vacilaron en charlar con Hans Zimmer, premiado por la Academia de Hollywood.

Hans Zimmer asimismo era siendo consciente de la relevancia de esta película para el personaje principal. “Tras haber compuesto la música de las tres películas de Batman, siempre y en todo momento afirmaba: “Para ustedes son solo tres películas, para mí son 12 años de mi vida”. Para Daniel es exactamente lo mismo; Bond significa 15 años de su historia, y merece ser tratado con respeto y humildad”.

Deja un comentario