a veces no me abren las puertas del coche

El Volkswagen Passat es un vehículo demasiado práctico y que disfruta de determinada popularidad en países como España, más que nada por el hecho de que es ahorrador de gasolina. No obstante, este especial modelo tiene otros géneros de inconvenientes, entre aquéllos que resaltan los bloqueos permanentes de la puerta posterior.

¿Por qué razón no puedo abrir la puerta posterior del Passat?

Probables inconvenientes del cierre centralizado

Como sabéis, el cierre centralizado está en un mecanismo muy práctico para los automóviles. A través de el el vehículo cierra todas y cada una de las puertas al unísono.

Esto se logra tanto mediante la clave manual como usando el mando automático merced a un interruptor que se hace cargo de encender todos y cada uno de los gadgets electromagnéticos o los motores eléctricos que bloquean y desbloquean las puertas.

Qué es el cierre centralizado

El cierre centralizado del vehículo es un sistema que se hace cargo de denegar y desbloquear las puertas de un vehículo. En el momento en que se descubre una fallo en este sistema, resulta conveniente repararlo urgentemente puesto que aparte de abrir y cerrar el vehículo frecuentemente, asimismo se hace cargo de desbloquear sus puertas en el caso de incidente.

En los modelos mucho más viejos, el sistema de cierre centralizado se fundamentaba en 2 bobinas eléctricas que a través de una tensión eléctrica movían un disco de ferrita. Este disco desplazaba una varilla hacia arriba que, con unas levas, bloqueaba las puertas.

coche

Causas por las que la puerta de un automóvil no se cierra totalmente

Por consiguiente, la puerta de su automóvil se cierra pero no se inhabilita y se puede mover para abrirla. O la puerta en el momento en que está clausurada sencillamente se abre de súbito.

Lubricar las bisagras de la puerta

Si la puerta del automóvil se abre, pero con contrariedad, el inconveniente podría ser sencillamente que las bisagras de la puerta precisan lubricación. Una puerta que cruje es una señal segura de carencia de lubricación, y si el tema se ignora el suficiente tiempo, la bisagra podría comenzar a bloquearse en su situación. Sencillamente abra la puerta completamente para entrar a la bisagra de la puerta. Coloque una cantidad desprendida de lubricante en la bisagra. Utilice grasa o un lubricante en aerosol, como WD-40. Ventile la puerta para abrirla y cerrarla múltiples ocasiones a fin de que la lubricación entre en la bisagra.

Deja un comentario