cómo dar de baja un coche en el ayuntamiento

En el momento de ofrecer de baja un turismo, aparte de liberarse de un vehículo que no era útil para el dueño, lo que asimismo se persigue es descuidarse de determinados costos que se generan un año tras otro y de manera automática como la póliza de seguros o el impuesto de circulación asimismo popular por las iniciales IVTM (impuesto sobre automóviles de tracción mecánica).

No obstante, en ocasiones nos puede ocasionar algún cefalea recibir el cobro de un Impuesto de Circulación de un turismo que hemos proporcionado de baja hace unos meses. No debemos estar preocupados, es habitual y que acostumbra pasar con mucho más continuidad de la que nosotros pensamos, pero ¿por qué razón? La contestación a esta pregunta es fácil, la Dirección General de Tráfico (DGT) que es donde se administra la baja del vehículo y el Municipio son gestiones interconectadas pero completamente diferentes. Esto causa que frecuentemente se produzcan retrasos en la actualización del registro de automóviles.

Trámites para ofrecer de baja un turismo, motocicleta, furgoneta o camión

El desarrollo de ofrecer baja de un vehículo es un trámite en el que el titular del vehículo comunica a la DGT que lo quita de la circulación de manera determinante o temporal. El único requisito que se solicita es que no permanezca una restricción en el Registro de Recursos Muebles, esto es, que no tenga cargas.

Si deseas ofrecer de baja un vehículo de manera determinante tienes que asistir a un desguace o Centro Autorizado de Tratamientos de Automóviles (CAT), en tanto que son los únicos centros que tienen la posibilidad de gestionar la baja y seguir a su retirada de la circulación. Puedes ponerte en contacto con nosotros para pedir la baja de un vehiculo y nos encargaremos de todo.

La baja temporal, otra opción alternativa

Más allá de que todo lo mencionado se refiere a la baja determinante del vehículo, asimismo hay otra opción alternativa: la baja temporal. “Si no circularás con tu vehículo en el transcurso de un período temporal, puedes darlo de baja por un tiempo. En el momento en que lo vuelvas a usar, deberás darlo de alta nuevamente”.

A lo largo de todo este tiempo, el vehículo no va a poder circular y además de esto va a estar exento de abonar el impuesto municipal de circulación, y el dueño no está obligado a abonar el seguro contra terceros ni pasar la ITV. La DGT señala que no existe «una fecha límite y se va a poder revertir, o pasar a baja determinante, en el instante que desees».

Deja un comentario