cómo es abrir la puerta del coche a la holandesa

La conducción de un vehículo no es extraña a ocasiones de riesgo. Una puede generarse en el momento en que abrimos la puerta del turismo, singularmente en sitios muy frecuentados; y sucede que tienen la posibilidad de llegar otros automóviles por la carretera o personas desde la acera. De ahí que, siempre y en todo momento es requisito asegurarse en el momento de abrir la puerta.

¿De qué forma? Ya que según sugiere la Guarda Civil a la de holanda. O sea, empleando el brazo derecho para abrir la puerta. De esta manera, vamos a poder revisar si hay otro vehículo o bicicleta. «Abrir la puerta del vehículo «a la de holanda» (con la mano derecha en vez de la izquierda) es la forma mucho más segura de bajar del vehículo de forma segura», señala la Guarda Civil en las comunidades al lado de un vídeo explicativo.

Abrir la puerta ‘a la de holanda’

Holanda es un país donde la utilización de la bicicleta está popularizado ya hace muchas décadas. Y es allí donde se hizo frecuente esta técnica de seguridad que resguarda a los corredores, pero asimismo a los clientes de patinetes y motoristas que se tienen la posibilidad de chocar de improviso con una puerta a su sendero.

Para bajar del turismo ‘a la de holanda’, es requisito abrir la puerta con la mano contraria a esta. O sea, para salir desde el taburete del conductor, va a ser preciso accionar la manilla de apertura con la mano derecha.

coches

Y accionar de manera inversa, con la mano izquierda, si el vehículo se deja por la derecha. Va a haber que llevarlo a cabo sin precipitarse, tomándose el tiempo preciso para ver bien atrás antes de escapar del vehículo.

En el momento en que no se logre salir hacia la acera, mejor llevarlo a cabo en la de holanda

Hacer este hábito de ‘a la de holanda’ asiduamente asimismo asiste para evitar que uno turismo atropelle al pasajero en el momento en que este desea escapar del vehículo. Asimismo es de mucha ayuda tratándose de ocupantes de las plazas traseras, más que nada pues estos no tienen espéculos retrovisores en los que poder ver si se aproxima algún vehículo.

En los Países Bajos, esta técnica no es solo un consejo para los conductores, sino es una práctica muy popularizada. Estar considerablemente más familiarizados con la convivencia turismo-bicicleta, provoca que esta práctica de abrir la puerta a la de holanda se enseñe de forma directa a las autoescuelas. Más allá de que es algo que desde pequeños ven realizar cada día a día.

Con un simple ademán puedes socorrer la vida a los corredores

La convivencia de turismos y bicicletas en carretera no es sencillo. Así como revela la creciente cifra de corredores muertos en carretera, los automóviles de 2 ruedas son los mucho más desamparados. Un incidente con un turismo implicado puede ser mortal.

Deja un comentario