cómo se llama el coche del presidente de estados unidos

La espera terminó. Louis Tomlinson muestra este viernes 11 de noviembre su nuevo álbum Faith in the future. Es un disco muy particular para el artista británico, conformado por un total de 14 canciones de las que había adelantado tres temas.

Out of my system, canción donde se refiere a sus años en One Direction, Bigger than me, el primer single del disco y Silver Tongues, la canción de la que el artista se siente mucho más orgulloso, fueron los temas que vieron la luz antes de la publicación del disco este viernes.

La bestia no es rápida, pero es un tanque

Desplazar nueve toneladas de peso es imposible dejar a la suerte. De ahí que los ingenieros de Cadillac apelan a un motor gasoil. No por ser mucho más ahorrador de cara al consumo de carburante, sino más bien por la peculiaridad de que este comburente es menos inflamable que la gasolina sin plomo. Sin más ni más.

No se buscaron las máximas posibilidades, aparte de que su 6.6 V8 eroga 300 CV de capacidad. Esta demanda 15,6 segundos para lograr apresurar de 0 a cien km/h. Esta es exactamente la agilidad máxima de la bestia.

La comitiva presidencial

El dispositivo de seguridad que acompaña a Joe Biden es igualmente increíble que el automóvil presidencial. En nuestra ‘Bestia’ tienen la posibilidad de viajar de manera cómoda hasta siete ocupantes, y el resto de la comitiva tiene unos 50 automóviles en los que se incrustan mucho más de 200 escoltas del servicio misterio estadounidense.

Entre los automóviles que viajan cerca del turismo del presidente están múltiples Cadillac Escalade, el SUV de gama alta de la firma de america. Además, se tienen dentro asimismo en el dispositivo múltiples berlinas CT5 de Cadillac. Por su lado, las motos de Harley-Davidson constituyen otra barrera de protección del vehículo presidencial. Tienen la posibilidad de viajar mucho más de una docena a la comitiva.

‘La bestia’, la limusina presidencial… acorazada y conectada

Y, si volvimos a ver sus informaciones, este peso es hasta… comprensible. De entrada, los medios estadounidenses piensan que esta tercera ‘Bestia’, cuya creación fue encargada en 2014 y cuyo coste total alcanzó los 15,8 millones de dólares americanos (14,9 millones de euros); es una actualización de su antecesor.

Y esto piensa que, entre otros elementos de protección, esta ‘bestia’ tiene un blindaje de 200 mm de espesor (de ‘solo’ 130 mm de ancho en las ventanas, formado este por cinco capas de vidrio y policarbonato y habitante en armas), protección antibombas en los bajos del vehículo, neumáticos antipinchazos con banda de rodadura reforzada con kevlar, depósito de comburente blindado y con espuma sellante para eludir detonaciones, aislamiento total del exterior por si acaso se es genera un ataque químico…

Datos de «La Bestia»

Si bien el Servicio Misterio no ha brindado mucho más información de este vehículo, es viable comprender que su peso ronda las nueve toneladas , merced al blindaje y todos y cada uno de los elementos de seguridad que equipa. El nivel de protección es tal que los cuadros tienen un espesor de 12 cm y las puertas son tan pesadas como la de un Boeing 757.

Está montado sobre el chasis de un Chevrolet Kodiak, camión medio de General Motors. Dentro suyo es viable hallar oxígeno para los ocupantes, aparte de bolsas de sangre del Presidente si va a llegar a requerir una transfusión. Las llantas están fabricadas en Kevlar para eludir ponchaduras.

Deja un comentario